Páginas

viernes, 27 de septiembre de 2013

Desvelada




Una mano se mete dentro de mi sueño, golpea y me frota la cara, ¿Quién será el borrico que acaricia de esa manera tan torpe?–Farfullo con voz turbia.

Ahora son dos las manos que pasean por la espalda acariciándola–bueno, bueno, ¡esto está mucho mejor! 
Mi cerebro comienza a salir de la nebulosa, funciona a trompicones–no recuerdo que hoy nadie me acompañase–me digo extrañada. Tras el lógico sobresalto me doy cuenta de que esas, ahora habilidosas, manos son muy pequeñas–demasiado pequeñas diría yo.

Cuando mi mente está a punto de resolver el enigma, las manos andarinas me sujetan la cara y alguien me planta un beso de tempo y presión perfectas. Al fin consigo abrir los ojos y rasgar la penumbra, veo por unos segundos a mi gnomo pequeño, que sonriendo me da la espalda y se duerme.

Ahora miro al techo, desvelada–¡Esto es un beso, lo demás son tonterías!



18 comentarios:

  1. Ooooooooh, qué bonito y qué dulce.

    Hay besos y besos, los bonitos pueden ser de gnomo, pero también de ogro.

    Un gruñido para ti, y de paso, un abrazo. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que son dulces los besos de mis gnomos.
      No creo que los ogros sepan besar, quizá los jentiles ...

      Un abrazo Si-Be-Mol. :)

      Eliminar
  2. los besos siempre son bien recibidos, feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y nunca se gastan.
      Feliz fin de semana para ti también.

      Eliminar
  3. El beso más tierno y auténtico...
    Es una bonita historia para acordarse antes de dormir... y tener dulces sueños.

    ; )

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recibir besitos antes de dormir es buena manera de atraer a los sueños bonitos.

      Gracias por el tuyo.
      Un besito.

      Eliminar
  4. Así con cariño vale la pena ser desvelada y más si proviene de un pequeño "gnomo". Encantador.

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un desvelo pasajero preludio de una noche de buen descanso.

      Un abrazo fuerte Antonio

      Eliminar
  5. Quienes hemos padecido durmiendo con nuestros hijos, en esas épocas las que una hora de sueño es el bien más preciado y en las cuales todo el oro del mundo no se compara con la dicha de experimentar que es posible dormir más de dos horas seguidas, también hemos gozado de unas manos pequeñitas jugando en nuestra espalda. ¿Habrá sido eso, sobrina?
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos pequeños son los que nos cargan de energía para seguir y ... para no ahogarlas cuando se ponen muy petardas ;)

      Un besote tío Rick.

      Eliminar
  6. Es así, los besos de los niños son directos y tiernos a más no poder :)

    ¡¡Un beso giganteee!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los besos que los pekes nos dan sin pedirlos son los mas ricos.

      Yo como soy mama-gnomo te mando un besito pequeño, pero reconcentrado.

      Eliminar
  7. Me encanta lo de los besos, lo de los gnomos, lo de desvelarse así....
    ;)
    Gnomo-muxutxuak!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que así da gusto desvelarse. :)

      Seguru nago nire gnomoek badaukatela zuretzako muxuak.

      Eliminar
  8. Dulce desvelo de besos de caramelo.
    Cuando se reciben sin pedirlos, son los más bellos, sin duda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de estos desvelos es que se diluyen enseguida y luego el sueño te envuelve sin interrupción.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Si te desvelas por un beso creo que merece la pena, todo depende del día o noche, segun se mire, que tengas jajaja!
    Espero que mis besos de gofio no te desvelen sino te alimenten.

    ResponderEliminar
  10. Yo tengo angeles de la guarda, si me besan no lo noto.
    Tu tienes un gnomo, seguro que son amigos los tuyos y los mios.

    Besos muchos ♥.♥♥.

    ResponderEliminar